miércoles, 13 de enero de 2010

Economía de planificación central

En la economía de planificación central los factores de producción están en manos del Estado, que es el que tiene en sus manos el poder económico. Y así pierde el mercado su poder. Estas manipulaciones son llevadas a cabo mediante planes económicos quinquenales, donde se especifica detalladamente el suministro, los métodos de producción, los salarios y las inversiones en infraestructuras.
Sus inconvenientes principales son:
Errores de previsión: El mercado no enviaba señales ya que este no existía, también llamado falso mercado. Ante la ausencia de señales los planificadores no siempre acertaban en sus previsiones y esto se tradujo en una falta de adaptación a la realidad y una escasa capacidad de reacción.
Escasa motivación: Al estar los salarios y los precios fijados por el Estado, las empresas no necesitaban ser competitivas y los trabajadores estaban desmotivados, ya que cobraban lo mismo a fin de mes hicieran su trabajo bien o mal.
Excesiva burocracia: La planificación necesitaba gran cantidad de burocracia al servicio del Estado, lo que ralentizaba la toma de decisiones y la capacidad de reacción.
Sus ventajas son que todas las necesidades básicas de la población están cubiertas y que tiene altos niveles de empleo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada